Energía osmótica: toda la información


Buscar alternativas para la producción de energía ha sido uno de los grandes retos a lo largo del tiempo. Si bien ya hay métodos exitosos que están en funcionamiento la evolución es algo que no se detiene por ello la energía osmótica ha entrado en el juego.

En los últimos años han sido tendencia en el aprovechamiento de los recursos y el cuidado del medio ambiente con el uso de las energías renovables, y esta encaja en la categoría porque realiza un proceso completamente natural que utiliza solo agua.

Esta ha sido implementada en algunos lugares del mundo y ha tenido un gran éxito. Su proceso es completamente natural por lo que es considerada como la energía del futuro por el gran alcance que podría tener. Se ha determinado que la energía osmótica podría generar aproximadamente el 35% de la energía mundial.

Por ello es necesario que conozcas toda la información sobre este tema, pues tiene toda la pinta de que será una de las más grandes opciones de producción de energía eléctrica que no hay que dejar pasar desapercibida.

Energía osmótica

¿Qué es la energía osmótica?

La energía osmótica, también denominada energía azul, que surge de la combinación de la salinidad del agua del rio y lo dulce del mar. Es un proceso físico químico que se lleva a cabo a través de una planta especialmente diseñada para esto. En ella hay dos tanques, uno para cada tipo de agua. Estas son separadas por una membrana que permite al agua dulce atravesarla y encontrarse con el agua salada y retener la sal.

Esto permite el aumento del nivel del agua porque ambas se combinan, lo que produce una presión que es capaz de producir, gracias a una turbina, el servicio de electricidad solo con este líquido.

Origen de la energía osmótica

En 1954 un científico americano llamado Pattle determino que había una forma de producir energía desde la presión osmótica entre el agua de rio y el agua del mar que permite pasar el agua con menor concentración a la de mayor y esto generaba cierta presión. No fue hasta los años 70 donde el profesor Sydney Loeb desarrollo una forma de utilizar este método mediante una membrana. Este se inspiró en el agua del rio Jordán que desembocaba en el Mar Muerto.

Hasta 2009 fue que la empresa Noruega Statkraft pudo construir un prototipo de este tipo de central para producir electricidad y en 2014 Holanda comenzó a desarrollar una para comercializar este servicio que tiene un amplio nicho de mercado.

Ventajas de la energía osmótica

La energía osmótica posee ventajas y desventajas que se deben mencionar. Una de las principales ventajas que posee es que trabaja con un recurso renovable y limpio como lo es el agua. Es completamente amigable con el ambiente porque no produce ningún gas contaminante.

Gracias a su proceso se puede instalar una central de energía en cualquier parte porque solo necesita el agua como combustible. Deben ubicarse en desembocaduras de agua dulce que den al mar para así obtener el combustible principal. Esto no depende de las condiciones climáticas, es decir, puede seguir funcionando con lluvia y sol, lo que aporta numerosos beneficios para la constante producción.

Desventajas de la energía osmótica

Una de las desventajas que afectaría su funcionamiento es el coste de las membranas, y es que estas resultan muy costosas. De estas se necesitan en grandes cantidades para que pueda generar algún movimiento a la turbina.

Lo mismo sucede con la construcción de la central pues esto depende de una gran inversión por todos los implementos especializados que ofrecen y para compensar esta inversión tendrían que poner las tarifas más altas del mercado.

Agua como fuente de energía

Como se ha podido evidenciar el agua es una fuente de energía inagotable, es decir, hay mucho potencial que se puede aprovechar de ella, primero la energía hidráulica como una de las productoras mundiales de electricidad y ahora la energía osmótica que quiere llegar para quedarse en todo el mundo.

Gracias a las tecnologías estas no son las únicas opciones, hay diferentes nuevas ideas que es necesario conocer pues este mundo va a grandes pasos. A continuación se mencionarán otros tipos de energías relacionadas con el agua.

Energía térmica oceánica

Esta energía es posible gracias a las diferentes temperaturas que se presentan en el océano, el frío y el calor, de ahí su nombre. Con esto se desea aprovechar la energía que desprenden las diferentes medidas de temperatura que se dan entre la superficie y el fondo del océano. Para llevarlo a cabo se usaría un motor que permita identificar la temperatura.

De esto solo hay prototipos, no es una tecnología que esté funcionando actualmente. Los detalles están siendo justados y las desventajas tratando de ser solventadas para su inserción al mercado.

Energía mareomotriz

Otra de los resultados de aprovechar los recursos de agua es la energía mareomotriz. Esta utiliza el movimiento del mar como fuente de producción de energía. Este movimiento es aprovechado por las turbinas. Cuando sube la marea las compuertas so abiertas para que ingrese el agua, luego se cierra para su retención.

Una vez vaya bajando el nivel del mar y gracias a ese desnivel es que la energía será producida. Esto solo se puede hacer con puntos altos donde ser ubicadas. De esta hay una central en Francia, denominada la central de la Rance. Está disponible desde 1966 y produce 600 millones de kWh, por lo que tiene una gran producción.

En el futuro quizás veamos implementadas este tipo de productoras que, aunque les falta desarrollo, no deja de ser asombroso las maravillas que ofrece la naturaleza. Es necesario seguir utilizando energías renovables que permitan mantener una relación llevadera con el planeta tierra, nuestro hogar.

A través de este sitio encontrarás información sobre las distintas energías que provienen del mar, incluida la energía por oleaje. En este vídeo puedes complementar el contenido de la energía osmótica, también conocida como energía azul: