Precio de un calentador de agua solar: cómo orientarse


El calentamiento de agua representa una buena parte del consumo de energía de una casa. Es una necesidad casi constante: usamos agua caliente para ducharnos, lavar la ropa, los platos, y más. El coste de toda esta energía usada pueda que justifique pagar el precio de un calentador de agua solar.

En un año, un calentador de agua eléctrico de 300 litros puede consumir un promedio de 500 euros para funcionar, usando 4.800 kWh de electricidad y liberando casi 3 toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera.

Un calentador a gas natural funciona en forma más económica, pero todavía representa alrededor de 300 euros al año y bastante más dióxido de carbono a la atmósfera.

Calentador de agua solar precio

Calentador de agua solar

Pero hay opciones más verdes y limpias en el mercado. Una vez pagado el precio de un calentador de agua solar prácticamente no existen otros gastos adicionales. La energía solar está en otro nivel no existe una forma más limpia de obtener agua caliente.

Un calentador de agua solar se usa típicamente en conjunto con un calentador tradicional, ya que el tiempo meteorológico y las estaciones afectan la producción de agua caliente solar. El calentador tradicional complementa al calentador solar.

Agregar un calentador de agua solar a un sistema de calefacción de agua puede reducir las facturas de energía y las correspondientes emisiones de dióxido de carbono a la mitad, e incluso más, dependiendo del lugar donde vivas.

Agua caliente, una forma eficiente de aprovechar el sol

La energía solar es una excelente fuente de energía limpia: Su combustible, la luz solar, es ilimitada, libre y no tiene emisiones cuando se convierte en energía. El problema con la energía solar, como la mayoría de nosotros sabemos, es su eficiencia.

La tecnología solar fotovoltaica es menos eficiente en la conversión en electricidad que, por ejemplo, una turbina eólica. Pero cuando se trata de calentar agua, la luz del sol no necesita convertirse en electricidad necesita convertirse en calor. Y convertir la luz del sol en calor no es problema.

Esto no quiere decir que los calentadores de agua solares no tengan inconvenientes. En este artículo, descubriremos cómo funciona un sistema de calentamiento solar de agua, qué factores determinan su eficiencia, cómo podrías fabricar tu propio calentador de agua solar casero y por qué podrías (o no) querer hacerlo.

Cómo funciona un calentador de agua solar

Todos los calentadores solares de agua absorben la luz y la convierten en calor. Los diseños simples incluyen una caja aislada con tapa de vidrio donde se encuentran una serie de tubos metálicos. Todo el conjunto interior recibe un recubrimiento oscuro.

Sobre el fluido de calentamiento

El fluido de calentamiento pasa a través de los tubos y se calienta. El calor se almacena en un tanque de agua caliente. El volumen de este tanque es mucho mayor que el de los calentadores eléctricos o de gas, para compensar la temperatura relativamente baja que alcanzan estos sistemas.

Este fluido de calentamiento puede ser agua, especialmente en un calentador de agua solar pequeño. Los sistemas activos que poseen bomba, tienen un circuito separado de fluido que contiene anticongelante y un inhibidor de corrosión.

La eficiencia de los colectores es más alta al mediodía, en verano, cuando el cielo está despejado, y cuando los colectores están orientados hacia el sol. Sin embargo, los colectores también funcionan bien en otras estaciones, cuando el cielo está nublado, durante buena parte del día.

Componentes de un calentador de agua solar

Independientemente de cómo funciona un calentador de agua solar, existen una serie de componentes básicos que son comunes a todos los tipos.

Colector solar término

Los colectores solares térmicos capturan y retienen el calor del sol y lo utilizan para calentar un líquido. La luz solar calienta las superficies internas del colector solar, que al estar aislado no puede perder calor. Este calor aumenta la temperatura del fluido que pasa a través de él.

Bomba

Para mantener en movimiento el fluido térmico se utiliza una bomba. Una forma de alimentar la bomba en un sistema activo es a través de un panel fotovoltaico. Para garantizar el rendimiento y la longevidad adecuados de la bomba, la bomba y el panel fotovoltaico deben adaptarse adecuadamente.

Aunque una bomba de energía fotovoltaica no funciona durante la noche, el controlador debe asegurarse de que la bomba no funcione cuando esté saliendo el sol, pero que el agua del colector no esté lo suficientemente caliente.

Controlador

Un controlador diferencial, detecta las diferencias de temperatura entre el agua que sale del colector solar y el agua en el tanque de almacenamiento, cerca del intercambiador de calor.

El controlador enciende la bomba cuando el agua en el colector se encuentra de 10 o 12 °C más caliente que el agua en el tanque, y la detiene cuando la diferencia de temperatura alcanza de 2 a 4 °C.

Esto asegura que el agua almacenada siempre gana calor cuando la bomba funciona y evita que la bomba se encienda y apague en exceso.

Tanque

El colector más simple es un tanque de metal lleno de agua en un lugar soleado. El sol calienta el tanque. Así es como funcionan algunos tipos de calentador de agua solar casero.

Esta configuración suele ser ineficiente debido al efecto de equilibrio: tan pronto como comienza el calentamiento del tanque y el agua, el calor ganado se pierde en el ambiente y esto continúa hasta que el agua en el tanque alcanza la temperatura ambiente. El reto es limitar la pérdida de calor.

El tanque de almacenamiento puede ubicarse más abajo que los colectores, lo que permite una mayor libertad en el diseño del sistema y permite el uso de tanques de almacenamiento existentes.

Costes asociados a un calentador de agua solar

En lugares soleados y cálidos, donde la protección contra la congelación no es necesaria, un calentador de agua solar de tanque aislado puede ser rentable. En latitudes más altas, los requisitos de diseño para clima frío aumentan la complejidad y el coste del sistema.

En general, es una buena inversión

Esto aumenta los costes iniciales, pero no los costes del ciclo de vida. La mayor consideración es, por lo tanto, el gran desembolso financiero inicial de los sistemas de calentamiento solar de agua.

La compensación de este gasto puede llevar años. El período de recuperación es más largo en ambientes templados. Dado que la energía solar es gratuita, los costes de operación son pequeños. Se puede usar un comparador para la comparación de las mejores ofertas verdes.

En latitudes más altas, los calentadores solares pueden ser menos efectivos, debido a una menor insolación que posiblemente requiera sistemas de calefacción más grandes. En algunos países, los incentivos gubernamentales pueden ser significativos.

A través de este sitio encontrarás interesante información sobre este y otros temas. Te dejamos también un vídeo sobre la instalación de estos calentadores: